Cinco años después, la SEC avanza a recuperar su liderazgo en la transparencia de las extractivas

This article also in:
Facebook logoTwitter logo

La Comisión Nacional del Mercado de Valores de los Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) votó este viernes la propuesta de implementación de la Sección 1504 de la ley Dodd-Frank (2010). El reglamento exige a las empresas de gas, petróleo y minería que cotizan en los Estados Unidos revelar los miles de millones de dólares que hacen en pagos a gobiernos alrededor del mundo por el derecho a extraer recursos naturales preciosos.

Con un voto 3 a 1 a favor del reglamento propuesto, los comisionados han puesto a los Estados Unidos en el camino a recuperar su lugar como líder en la transparencia; liderazgo perdido recientemente, ya que la Unión Europea (incluyendo al Reino Unido) junto con Noruega y Canadá han avanzado en la implementación de leyes similares. En EEUU la ley fue retenida por denuncias y retrasos regulatorios los años pasados.

Hoy la SEC proporcionó información sobre tres cuestiones clave en torno a la regla:

Primero, ¿los reportes individuales ingresados por las compañías se harán públicos?

El viernes la SEC se puso enfáticamente del lado de los ciudadanos de países ricos en recursos, así como de muchos inversionistas, al proponer que las declaraciones individuales de las empresas necesitan ser públicas para hacer realmente la diferencia. La SEC ha rechazado la posición del Instituto Americano del Petróleo (API por sus siglas en inglés), que abogaba por mantener las revelaciones “anónimas”. Es así que la SEC ha mandado una fuerte señal a las compañías miembro de la API, tales como ExxonMobil y Chevron, que ya no serán capaces de esconder sus pagos a gobiernos bajo el llamado enfoque de “compilación”. Una vez que el reglamento de la SEC esté finalizado (asumiendo que mantenga su posición) estas compañías simplemente no tendrán más remedio que revelar sus pagos si desean continuar reuniendo capital en los mercados estadounidenses.

La
reciente negativa de un gran número de empresas petroleras de los Estados Unidos a liberar información sobre sus pagos de impuestos corporativos como parte del primer reporte de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas del país (US EITI), es uno de los ejemplos más claros de por qué las regulaciones complementarias -como los reglamentos de la SEC o las leyes europeas y canadienses- son esenciales. Para empresas como ExxonMobil y Chevron, sin asiento en el Comité Consultivo de US EITI ni en el Consejo Global de EITI (que aceptó inequívocamente la necesidad de divulgar impuestos específicos de las empresas), la disposición parece hacer la diferencia. En algunas casos, parece que la obligación legal es el único lenguaje.

Segundo, ¿cómo va la SEC tratar la cuestión crucial de la divulgación a nivel de proyecto?

La publicación de información sobre pagos ligados a proyectos extractivos específicos es críticamente importante para ciudadanos (en muchos casos pobres) de países en vías de desarrollo que buscan asegurar un reparto justo de beneficios producto de las actividades realizadas en su propio jardín trasero. Esta información también es útil para los inversionistas que, por otro lado, buscan reducir sus márgenes de riesgo. Aunque el estatuto de Dodd-Frank requiere un reporte a nivel de proyecto, el reglamento del 2012 no definió el término “proyecto”. Esta vez, sin embargo, la SEC ha mirado cómo otras jurisdicciones (UE y Canadá) han definido los proyectos a nivel granular en base de los acuerdos legales entre compañías y gobiernos.

Tercero ¿La SEC atacará el problema del otorgamiento de excepciones en circunstancias donde los contratos o los gobiernos prohíban revelar información?

Debido a que no existe evidencia de la necesidad de este tipo de excepciones hasta la fecha, La UE y Canadá no han visto razón para permitir excepciones a sus reglamentos (de hacerlo se generaría un incentivo perverso para que los gobiernos implementen este tipo de leyes que prohíban la difusión de información). Mientras que la SEC parece haber rechazado excepciones categóricas, los comisionados hicieron referencia a la pre-existente autoridad de la SEC para otorgar excepciones; y, al mismo tiempo, señalaron que las compañías podrían aplicar a este tipo de excepciones bajo un criterio de caso por caso. Sería importante analizar esta área del reglamento propuesto con detenimiento. ( Si bien SEC encontró previamente evidencia de prohibiciones legales a la Sección 1504 en territorio extranjero, el argumento presentado por las empresas resultó impreciso.)

Permitir excepciones es innecesario, fuera de línea con el enfoque de otros países, aspecto potencialmente contraproducente.

Para concluir, vale la pena enfatizar que existe un importante comentario público en el periodo que se aproxima. NRGI y sus pares esperan atentamente para analizar el reglamentp propuesto en detalle y responder con más minuciosidad. Sujeto a un análisis más profundo del reglamente recién propuesto, NRGI se encuentra motivado por lo que parece un paso adelante por la SEC. La introducción de leyes en Europa y Canadá parece haber tenido gran influencia en el razonamiento de la SEC el pasado viernes.

Daniel Kaufmann es Presidente y CEO del Natural Resource Governance Institute

Joseph Williams es Oficial Senior de Incidencia en el Natural Resource Governance Institute